Divendres, 7 d'agost de 2020 - Edició 743
La República

Un govern feble, un govern repressiu. ( Un gobierno débil, un gobierno represivo)

Primeramente pedir disculpas por no escribirlo en catalán, como me gustaría, pero no lo domino como desearia y quiero dejar claro lo que quiero expresar, gracias por vuestra aceptación y […]

Avatar
JOSÉ LUIS ORTIZ GUELL 21/02/2018

Primeramente pedir disculpas por no escribirlo en catalán, como me gustaría, pero no lo domino como desearia y quiero dejar claro lo que quiero expresar, gracias por vuestra aceptación y comprensión.
Puedo afirmar, en artículos anteriores comenté de hostigamiento, pero ahora repito creo que puedo afirmar  que esté Gobierno está empleando la represión y sólo basta mirar las últimas noticias como el secuestro de la novela Fariña, novela de investigación , es secuestrada por orden judicial y sólo porque en varías páginas aparece el nombre de un alcalde vinculado con el PP, en un informe de la Guardia Civil; la sentencia judicial contra Valtonyc de tres años, una autentica barbaridad  y sin embargo quien amenazo  a Pablo Iglesias, en un tanque, en un viral, no ha tenido consecuencias; ha retirado de una obra de ARCO , antes de su inauguración, Presos Politicos , porque en ella aparecen personas como Junqueras y sin embargo Rato sigue en la calle, ¿dónde están los incausados del caso Noos?, etc….Todas personas vinculadas con el Process , van a prisión preventiva o tienen resoluciones judiciales extremadamente duras y sin embargo en otros  casos son tan laxos, que no cito pero todos tenemos en la mente.
Gran parte del problema catalán  proviene, al menos en un 85 %, de la inseguridad y de la perplejidad con la que el Estado español ha afrontado los desafíos  de la sociedad moderna, del siglo XXI.
Un Estado que no es sensible a las nuevas corrientes de la sociedad. 
Ser autoritario e intolerante es símbolo de debilidad. La indecisión, signo claro del gobierno de Rajoy, se subsana con golpes de autoridad cargados de represión que favorecen la imagen autoritaria y que en vez de resolver sólo vale para empeorar.
Un gobierno que construye un armazón político amparándose  en la represión ante su incapacidad.
Un Estado que busca vertebrar un Estado venciendo y nunca convenciendo. Un Gobierno que radicaliza un nacionalismo-centralista, más propio de tiempos pasados, preconstitucionales en algunos casos, y convertirlo en religión para oscurecer  la legítima defensa  de los intereses y derechos de los ciudadanos a su cargo, algo que no  debemos aceptar y que debemos dejar muy claro en las urnas, siempre que podamos.
Un Gobierno que además de esta represión está buscando inactivar la fuerza de los pensionistas, de los trabajadores, escuchando soluciones como la de los becarios de 45 años, precariedad al máximo nivel, potenciación de pensiones privadas, etc…
Represión, miedo, desactivar a aquellos que pueden hablar en las urnas, eso me preocupa mucho. Mientras aún tengamos tiempo y las urnas nos lo permitan, hagamos lo imposible para devolver la salud a la democracia.
El PP, representa a la derecha y englobaba a toda la derecha, pero aún mé preocupa más Ciudadanos que siendo de la política liberal es más conservador que el mismo PP y por lo tanto es la derecha de la derecha ¿ qué futuro se nos depara?……Reflexionemos y recapitemos  un movimiento que ha empezado en nuestra tierra hermana Catalunya y que se extenderá al resto de España. Muchos de los que vivimos fuera de Catalunya  deberíamos entender su sentir y no  hacer  la labor a un gobierno manipulador, débil e incapaz. 

Relacionats