Dijous, 29 d'octubre de 2020 - Edició 826
La República

Sí, sí y sí

Decía el ilustrado alemán Johann Von Goethe sobre lo importante que, “no preguntemos si estamos plenamente de acuerdo, sino tan sólo si marchamos por el mismo camino”… La noticia que […]

El Comunicado J Herrera
El Comunicado J Herrera 18/07/2015

Decía el ilustrado alemán Johann Von Goethe sobre lo importante que, “no preguntemos si estamos plenamente de acuerdo, sino tan sólo si marchamos por el mismo camino”…

La noticia que más ha dado que hablar esta semana, y las que dará en las sucesivas con mayor intensidad según se aproxime el 27S, ha sido la lista unitaria acordada entre CDC y ERC con la sociedad civil, (Romeva, Forcadell y Casals), para disponer de una candidatura soberanista en clave plebiscitaria. , un acierto pleno ese acuerdo. Tras estos miembros independientes como los tres primeros de la lista vendrían Mas y Junqueras, donde los números seis y siete de la misma también serían independientes, y a partir del octavo serían miembros de CDC y ERC, con el 60% para los convergentes y el 40% para los republicanos. Una más que correcta lista para afrontar los próximos comicios que se venía reclamando desde aquí hace mucho tiempo.

La elección de Romeva ha sido hecha con destreza y va a ser el activo que hacía falta para armar el rompecabezas que ha costado ensamblar. a la elección como cabeza de lista independiente de este exdirigente de ICV. Todo en general ha sido un esfuerzo 'político-moral' de alianzas sin precedentes en la Catalunya contemporanea, en pro de un trayecto común. En cuanto a la CUP, habiendo decidido Fernández no entrar en esa lista, algo hasta comprensible por la dificultad que supondría el reparto de posiciones amén de otras cuestiones ‘ético-ideológicas’, él mismo defiende y respeta la pluralidad y complejidad del proceso soberanista, entendiendo los comicios como un plebiscito y donde los votos de la CUP sumarán para el sí. , a esa decisión que suma.

Y como no, las primeras impresiones desde el otro lado no han tardado en aparecer. El PP quiere contrarrestar la que le viene encima, con una estrategia de unidad nacional de los partidos constitucionalistas que podría desembocar, si la suma de diputados así lo facilita tras las elecciones del 27 de septiembre, en un “gobierno de concentración” -¿a que nos suena eso?-. La oferta la realizará Camacho, la líder del PP catalán en los  próximos días, a los dirigentes del PSC, Iceta, y de Ciudadanos, Rivera. Desde Madrid erre que erre, Rajoy en su línea, llegando tarde a todo, le ha caído encima la lista unitaria como la sofocante ola de calor, turbando. Como solución tiene previsto implicarse personalmente en la campaña catalana contra los partidos “secesionistas”. O sea, va a venir por Catalunya y nadie le ha dicho aún que ya no son los partidos políticos los que están al frente de esta 'ofensa' a la unidad de la patria. Que esto viene de la propia voluntad de la ciudadanía, de la raiz. Y cuando aparece desde abajo, de la tierra del pueblo, regada por todas las clases sociales, como las grandes revoluciones europeas, poco se puede hacer para desarraigarla o sesgarla…

J L Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

Relacionats