Divendres, 7 d'agost de 2020 - Edició 743
La República

¿Qué, CUP?

Decía Cicerón que las vanas pretensiones no duran mucho, caen al suelo como las vanidosas flores. La CUP es una organización política asamblearia de alcance nacional, que se extiende por […]

El Comunicado J Herrera
El Comunicado J Herrera 09/01/2016

Decía Cicerón que las vanas pretensiones no duran mucho, caen al suelo como las vanidosas flores.

La CUP es una organización política asamblearia de alcance nacional, que se extiende por los Países Catalanes y que según sus estatutos, trabaja por un país independiente, socialista, ecológicamente sostenible, territorialmente equilibrado y desligado de las formas de dominación patriarcales. La Candidatura de Unidad Popular (CUP) se articula como espacio útil para todas aquellas personas y colectivos con voluntad transformadora que luchan por la libertad de su pueblo, con la intención de ser un espacio de confluencia de los movimientos cívicos y populares, en la lucha por la liberación nacional y social de los ‘Països Catalans’.

En su ‘Declaració per les llibertats del poble català’ (Declaración por las libertades del pueblo catalán), declaraba y sigue manteniendo en su página web en castellano y vasco: “La ciudadanía del ‘Principat’ está llamada a las urnas este próximo 27 de setiembre en unas elecciones que tienen una importancia crucial de cara a la articulación futura de la Nación catalana. No estamos ante unas elecciones autonómicas más, sino ante unos comicios que adquieren un carácter extraordinario, al tener como antecedente cercano el multitudinario ejercicio de voluntad democrática del pasado 9 de Noviembre, y como fondo la reiterada cerrazón por parte del Estado español, que trata de compensar con prohibiciones y amenazas sus propias carencias democráticas”. Pero, ¿qué quiere la CUP?

Ante esos ejercicios de declaración de intenciones por las libertades de la ciudadanía que representa y por un futuro como nación independiente, no es lógico que se antepongan decisiones de calado nacional a otras de carácter ventajista e interesada de unos cuantos militantes. Desde el directe.cat quedaba reflejado hace tan solo unos días una parte del ‘lado oscuro’ de su entramado como formación política. Y daba algunas respuestas sobre la negativa en las últimas asambleas, a admitir a Artur Mas como presidente a la Generalitat.

Si según su ‘Full de Ruta’ (hoja de ruta) la CUP “Crida Constituent”, ha elaborado un programa plebiscitario que dibuja los pasos que habrá que hacer: ruptura con el Estado español, ruptura con los dictados de la UE y la Troika, inicio de un proceso constituyente popular y participativo y puesta en funcionamiento de un plan de emergencia social que detenga la miseria provocada por las medidas de austeridad, a que espera para no demorar más esas premisas. Quien dice que si Artur más se retira, ese ‘lado oscuro’ en sus filas no busca otra excusa de mal pagador para retraerse de sus compromisos. Si obligan a nuevas elecciones al Parlament que den por hecho que perderán a muchos de sus diputados. No sé si a favor de ERC de Podem, o de otra formación, pero la credibilidad entre sus votantes ya la tienen en entredicho. En el pecado llevarán la penitencia, nunca volverán a tener una oportunidad igual…
 

J L Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

Relacionats