Dijous, 24 de juny de 2021 - Edició 1064
La República

Marhuenda, toca ventilar la caverna…

Hay un proverbio oriental que dice: “Lee si quieres, opina si puedes y cállate si no sabes más que odiar”. Y a la caverna mediática españolista le vendría bien seguir […]

El Comunicado J Herrera
El Comunicado J Herrera 10/05/2014

Hay un proverbio oriental que dice: “Lee si quieres, opina si puedes y cállate si no sabes más que odiar”. Y a la caverna mediática españolista le vendría bien seguir ese camino.

Lo que yo entiendo por caverna es ese periodismo militante sin el menor atisbo crítico hacia lo que verdaderamente está destruyendo a su España de peineta y pandereta, e intentan difamar, denostar y destruir al que no esté de su lado, cuando les interesa. Como hacen con Catalunya al más puro estilo nazi propagandístico. Tienen un pacto con los poderes instituidos, a los cuales se les alquila o vende la palabra, que forma opinión de manera tajantemente opuesta a la verdad. Son los falsos patriotas de la información que ponen el grito en el cielo cuando no se les rinde pleitesía a sus intereses, (políticos, económicos, deportivos, etc.) Y que siguen esa verdad que no necesita prueba, ese axioma de si + calumnio + desacredito + perduro.

Bien, pues esta semana hemos sabido de la inculpación a uno de los más destacados serviles de la causa españolista, del periodismo del ninguneo, desprecio y odio hacia Catalunya. Ese personaje de la comunicación del pillaje, ese taliban del despojo informativo, Francisco Marhuenda, director del diario La Razón, que ha sido imputado por el juez de Instrucción que investiga la publicación de las 22 fotos de DNI de los jueces que firmaron el manifiesto a favor del derecho a decidir de Catalunya el pasado mes de marzo. En un auto del 7 de mayo, el juez explica que la ampliación de la denuncia de los jueces afectados (la denuncia inicial no iba contra una persona determinada) atribuye al diario, en la persona de su director, la publicación de las fotografías “que podrían proceder de la base de datos del DNI”. Según el juez, puede suponer un delito contra el derecho a la intimidad y a la propia imagen porque estas fotografías de la base de datos del DNI “no tienen como finalidad la de su publicación”. Por eso, tras admitir a trámite la denuncia, el juez Juan Emilio Vilá le cita a declarar asistido de letrado, el próximo miércoles 28 de mayo a las 10.00.

Hay que recordar que el pasado febrero, los jueces “pro derecho a la consulta”, firmaron un manifiesto que defiende el derecho a decidir del pueblo de Catalunya. En su opinión, la consulta sobre el soberanismo, prevista para el próximo 9 de noviembre, tiene encaje legal. Los juristas, 33 de los 756 que integran la planta judicial en Catalunya, defienden la legalidad del referéndum “en el actual marco constitucional, desde una perspectiva dinámica y viva, no sacramental, de la Constitución”. El manifiesto añade que la clave del debate “pasa por aceptar o no la realidad nacional de Catalunya y, por tanto, su plena soberanía para decidir su futuro”.
 
Por este caso han declarado como testigos tres policías de la Brigada de Información de la Policía Nacional que reconocieron haber consultado las bases de datos del DNI sobre los jueces, con la finalidad de incluirlas en un informe que les había sido ordenado”, aunque no explicaron cómo pudieron llegar al diario, según el mismo auto. De hecho, negaron haber filtrado estas imágenes al medio de comunicación, que el 3 de marzo publicó las imágenes de los 33 magistrados catalanes que defendieron que el derecho a decidir cabe en la Constitución.

El juez había admitido a trámite la denuncia de 22 de estos jueces, al constatar una presunta “entrada irregular en ficheros de una base de datos como es el DNI para obtener imágenes y datos para su divulgación al margen de la normativa establecida”, lo que podría ser un delito de descubrimiento y revelación de secretos. En el auto que citaba a declarar a dos agentes que trabajan en Barcelona, el juez sostuvo que, según el resultado de las declaraciones en la ciudad condal, también podría llamar a declarar a otros dos policías con destino en Madrid y Alcalá de Henares, que también consultaron dichas bases de datos.

Ahora con esta imputación vamos a presenciar hasta donde llega ese entramado corrupto entre el poder y sus siervos, los medios de comunicación españolistas. Toca ventilar esa caverna y que corra el aire. Vamos a poder corroborar si esa profunda y lúgubre guarida que se ha instaurado como la defensora de la manipulación informativa por todos los medios del país, tiene tambien el beneplácito y la bula entre la justica española. Será interesante saber que detalles salen a la luz o se ocultan por ‘intereses de estado”. Ya sabemos que un régimen corrupto sólo sostiene un periodismo corrupto. Estaremos atentos.
 

J L Herrera Vega
Ciències de Informació i Comunicació
El Comunicado