Dilluns, 10 d'agost de 2020 - Edició 745
La República

La CUP y su Retórica

Hasta ahora se ha podido asistir a que la CUP es ante todo una organización basada en la coherencia, afirmó que no investiría a Mas en campaña y no lo […]

El Comunicado J Herrera
El Comunicado J Herrera 04/06/2016

Hasta ahora se ha podido asistir a que la CUP es ante todo una organización basada en la coherencia, afirmó que no investiría a Mas en campaña y no lo hizo. De lo contrario hubiera sido traicionarse a sí misma y entonces sí hubiera acabado rota y sin espacio político posible. La negativa a Mas hace contemplar a una formación de una izquierda muy preocupada por los símbolos y rituales, y muy alejada de la política para cambiar cosas. No respalda a un gobierno, ni a políticas esencialmente progresistas, apoya simplemente a su ideario radical (salir de la UE, del euro, etc.). No hay que destruir para construir.

Este pensamiento es propagado por unas asambleas con un perfil propio de culto a los derechos individuales 'retóricos’. Empieza a cansar el tema del “machismo” expuesto de forma ceremoniosa y al alimón, el poner de ejemplo social a países como Venezuela o Cuba, que están al borde del caos. O su famosa “colectivización” de la propiedad privada y “el rechazo, boicot y promoción de la desobediencia institucional a las reformas laborales y a la legislación española“, entre otras muchas proclamas. Pura retórica, porque hasta ahora lo único que ha demostrado es negativismo político, y además solo sobre Catalunya.

La persistencia de la CUP en su veto a los presupuestos y su negativa a retirar la enmienda a la totalidad ha provocado una de las reacciones más airadas que se le recuerdan al president, Carles Puigdemont, desde que asumió el cargo. En un acto en Viladecans (Baix Llobregat), el cap del Govern ha acusado al partido anticapitalista de ser “destructores y de desgarrar el proceso soberanista con su actitud, ya que sólo los catalanes podemos impedir la independencia haciendo las cosas mal”, en un tono muy crítico. Puigdemont y Junqueras se han reunido este viernes en el Palau de la Generalitat con representantes de la ANC y de Òmnium con el objetivo de unir esfuerzos para presionar a la CUP.

En cualquier caso, el Govern reconoce que si los anticapitalistas levantasen el veto al presupuesto se abriría un periodo de negociación de enmiendas que, en plena campaña, complicaría aún más la difícil convivencia entre CDC y ERC. El president también ha tenido palabras constructivas pese al veto de los representantes de la CUP y ha garantizado que a pesar de todo, tras “una derrota siempre se levanta una generación de constructores para remendar aquello que los destructores han desgarrado”. Puigdemont ha hecho esta afirmación durante la presentación del proyecto #Invulnerables, que impulsa el Departamento de Bienestar Social y Familia de la Generalitat, la Fundación FC Barcelona, la Obra Social “la Caixa” y la Fundación Rosa Oriol.

La CUP acabará desapareciendo como la nieve lo hace a cotas bajas en verano, porque nunca estará en la cumbre política, no es su habitat. No es que su ideario no promulgue en Catalunya por no acabar de 'entender' su radicalismo, es que la CUP no puede sobrevivir ya en Europa con esos postulados. No por el auge de los partidos de extrema derecha que esos van y vienen como las mareas, sino porque Catalunya es parte fundamental de Europa y debe trasmitir y compartir sus ideas al resto de países, no aislarse de ella. Debería dejar de creerse que es autosuficiente y todopoderosa en cuanto a ideales salvadores, o se ira derritiendo por su propia fiebre. Habrá que recordarles que el líder griego de Syriza, Alexis Tsipras, hablaba en su mismo lenguaje y hace un par de días que acaba de subir los impuestos en Grecia. Cuando juró y perjuró lo mismo que ahora suena por aquí en según qué asambleas. Que no se olvide la CUP de donde viene su retórica, la conocidísima Retórica Griega

J L Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

Relacionats