Dijous, 7 de juliol de 2022 - Edició 1442
La República

Esto va en serio

El primer encuentro entre el presidente del Gobierno Mariano Rajoy y el de la Generalitat Carles Puigdemont, desde la inicialmente 'secreta’ primera reunión en La Moncloa el pasado 11 de […]

El Comunicado J Herrera 13/05/2017

El primer encuentro entre el presidente del Gobierno Mariano Rajoy y el de la Generalitat Carles Puigdemont, desde la inicialmente 'secreta’ primera reunión en La Moncloa el pasado 11 de enero, está servida. Han compartido mesa y mantel en el Salón del Automóvil de Barcelona, y está permitiendo ver la inquietud del ejecutivo de Madrid sobre el procés

En esta cita la frase de Rajoy, “debemos evitar toda tentación de desconexión y aislamiento”, puede ser interpretada como la preocupación de España por encontrase de golpe sin su Catalunya de apoyo y no al reves.  Según fuentes de la Moncloa y de Presidència de la Generalitat, se ha hablado mucho de fútbol y nada del procés. Pero con esa frase perturbadora y el añadido  que estar “conectados abre nuevas posibilidades”, se percibe otra cosa. Asienten que han perdido la poca credibilidad que les quedaba con Cataluña.

Y más exaltados e intranquilos van a estar cuando la alcaldesa Manuela Carmena y el Ayuntamiento de Madrid acojan el próximo 22 de mayo en la sala Caja de Música del espacio CentroCentro ubicado en su sede del Palacio de Cibeles, una conferencia a favor del referéndum en Catalunya. El acto estará protagonizado por el President de la Generalitat, Carles Puigdemont, el Vicepresident, Oriol Junqueras, y el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva. Otra ocasión para que asimilen que esto va en serio.

La conferencia se celebrará como el postrero esfuerzo por parte del Govern lanzando una última oferta al Ejecutivo de Rajoy para lograr un referéndum acordado. Este encuentro en Madrid se posiciona como el claro anuncio que Puigdemont quiere trasmitir impulsando el referéndum para finales de septiembre. Con el mismo, se deja más claro si cabe, que no hay vuelta atrás por parte del Govern.

Desde la Generalitat se intentará alcanzar una vía pactada antes de fijar la fecha y la pregunta de la consulta, que se va a celebrar este año. Aunque se está dispuesto a dilatar la convocatoria si el Ejecutivo central abre la puerta a negociar. La conocida respuesta hasta ahora de Mariano Rajoy a negarse a esa posibilidad, bajo el argumento de que la soberanía nacional recae sobre todos los españoles, es una incongruencia. Es como si en un divorcio los dos tuvieran que estar de acuerdo para poder llevarlo a cabo…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado