Dissabte, 18 de setembre de 2021 - Edició 1150
La República

El ‘corralito’ de La Caixa

Publiquem aquesta nova carta rebuda per una parella de gent gran afectats per l’engany de les participacions preferents de La Caixa. Pel seu testimoni colpidor i per la gravetat dels […]

Cartes dels lectors
Cartes dels lectors 01/02/2012

Publiquem aquesta nova carta rebuda per una parella de gent gran afectats per l’engany de les participacions preferents de La Caixa. Pel seu testimoni colpidor i per la gravetat dels fets, ja que són molt recents, i per tant són preferents d’altres clients (clients importants) que han estat salvats del ‘corralito’.
 
 
Somos un matrimonio de 69 y 68 años de edad respectivamente y que desde que fijamos nuestra residencia en xxxxxxxxx siempre hemos tenido nuestros ahorros, nominas, hipoteca etc. en La Caixa, y de eso hace ya mas de 30 años, con lo que la confianza en el bien hacer de esa entidad, que nunca nos había defraudado era absoluta…
 
A principios del pasado año 2011, nos venció una imposición a plazo fijo por un importe de 49.000 €. A tal efecto fuimos convocados a una cita con el director de la oficina en xxxxxxxx para ofrecernos alguna forma de colocar nuestros ahorros, de toda la vida, en algún producto con buena rentabilidad y que careciera de todo tipo de riesgo…Y aquí empezó: lo primero que le indiqué al director era que no queríamos nada que nos inmovilizara nuestros ahorros, que los pudiéramos sacar en cualquier momento, ya que en todo el tiempo que hemos estado con esta entidad, jamás, jamás, habíamos asumido ninguna operación que conllevara algún tipo de riesgo, aunque los intereses fuesen más bajos.
 
Con una amplia sonrisa nos ofreció un “buenísimo producto de La Caixa que eran Participaciones Preferentes con un alto interés y con la garantía de que en caso de necesitar nuestro dinero, en 48 horas lo tendríamos disponible ya que no faltaría, dado su interés, su colocación y que en todo caso la Caixa siempregarantizaría la liquidez de dichas participaciones”.
 
Dada la confianza que teníamos en la entidad, que tan bien nos había tratado, firmamos la compra de dichas participaciones sin que en ningún momento se nos advirtiera del riesgo de las mismas….
 
Del resto ya conocen como ha acabado la cuestión. Al enterarnos de lo que ocurría nos personamos en nuestra oficina pidiéndole explicaciones al director (el mismo que nos había garantizado la inversión) y ya nos dijo la verdad, que era un producto de alto riesgo, que era perpetuo, y, con cara de circunstancias, nos dice que su padre y algunos de sus familiares más allegados también estaban afectados por esas participaciones… (luego cuando nos pusimos en contacto con otros afectados de esa y otras oficinas, nos enteramos que a todos nos habían contado la misma milonga, o sea que era una especie de consigna la que repetían los directores de las distintas sucursales a sus clientes afectados).
 
A posteriori, como ya sabrán, nos ofrecieron el cambio a Deuda Subordinada 70% y el resto en acciones de Bancaixa…oferta que no carece de alto riesgo de perder gran parte de la inversión que en su día nos garantizaron…¡¡ y todo esto a 10 años vista!!
 
En el transcurso de estos días nos pusimos en contacto con ADICAE, una organización que se dedica a la defensa de los consumidores y en especial a todo este tipo de “maldades” como la que sufrimos. Supongo que Vds. tendrán conocimiento de esta asociación a la cual nos hemos asociado y estamos siguiendo las indicaciones que nos dan y que no sabemos a que puerto nos llevará.
 
No sé si estos testimonios son los que vds. nos solicitan a los afectados, pero no tengo nada más que ofrecer y ofrecerme para cualquier tipo de declaración que necesiten.
 
Atentamente.