Divendres, 18 de juny de 2021 - Edició 1058
La República

Carme Forcadell divina ‘pressència’

“Mi ideal político es el democrático. Cada uno debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado”. Nos recordaba el genial fisico Albert Einstein.   El sindicato Manos Limpias […]

El Comunicado J Herrera
El Comunicado J Herrera 18/04/2014

“Mi ideal político es el democrático. Cada uno debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado”. Nos recordaba el genial fisico Albert Einstein.
 

El sindicato Manos Limpias presentó en marzo una denuncia contra la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y su presidenta Carme Forcadell por los presuntos delitos de asociación ilícita, proposición a la sedición, y malversación de fondos públicos, por lo que pidió al fiscal general del Estado que ilegalizara a la entidad que lidera esta activista. Por ese y otros motivos esta semana miembros de la ANC han creado el grupo ‘Essència’ (Esencia), un colectivo interno de la propia entidad que tiene el objetivo de protegerla por si el Estado “ejecuta la tentación de ilegalizar a la ANC” o quiere criminalizar a su dirigente.
 

La portavoz del colectivo y miembro del Secretariado Nacional de la ANC, Raquel Torres, afirmaba que “defenderemos a la presidenta y a cualquier miembro de la ANC que se pueda ver comprometido por su militancia política independentista”, “la Assemblea es democrática y no nos planteamos que la ilegalicen ni que tengamos que trabajar clandestinamente”, pero sin embargo ha defendido que hay QUE estar preparados. Por este motivo, los impulsores de Essència, una cincuentena de personas, proponen fortalecer las bases (a partir de las asambleas territoriales y de las sectoriales) con el objetivo de preservar que la entidad siga viva, en caso de que el Estado ejecute la tentación de ilegalizar la ANC o lleve a cabo alguna medida para recortar su dirección.
 
Por otro lado consideran que en los últimos tiempos se ha producido un cierto distanciamiento entre la dirección del movimiento y las bases. Segun ellos se ha premiado la operatividad en detrimento de la pluralidad, y piensan que las bases son la clave para garantizar el futuro del proceso. Por eso se presentan dentro la Assemblea con el ojo puesto en las elecciones a dicho secretariado del próximo 10 de mayo, para poner en solfa a la actual dirección y construir una candidatura crítica al actual liderado por Carme Forcadell y Jaume Marfany. De hecho, algunos de sus integrantes ya se presentaron a las anteriores elecciones del mismo. El colectivo ha declarado que “Essència seguirá viva, aunque sea en la clandestinidad”. Los diez puntos de dicho grupo demandan “más transparencia, más democracia, más libertad, más participación y más representatividad”.

En cualquier caso esas críticas soterradas por parte de Essència al actual secretariado de la ANC, (que se sepa hasta ahora nadie a divinizado a su presidenta) no hará sino fortalecer aún más esa organización trasversal y dotarla de más credibilidad democrática. Y si se quiere cohesionar la Assemblea, reforzar sus bases y fortalecer la pluralidad y la transversalidad de la misma, motivo que la ha acercado a la sociedad civil catalana, lo más adecuado es ser prudente por parte de ese grupo. Se necesita más que nunca solidez y vinculo a la causa, frente a la ofensiva nacionalista y no nacionalista española que está infamemente unida contra el pueblo de Catalunya. Ahora o nunca es el momento de demostrar ese entendimiento.

 
J L Herrera Vega
Ciències de Informació i Comunicació
El Comunicado