Divendres, 7 d'agost de 2020 - Edició 743
La República

2016 Año decisivo

“Que no sea fácil, no nos libera, a ninguno de nosotros, de nuestro deber de decidir”. Artur Mas en su discurso de fin de año refiriéndose directamente a la CUP. […]

El Comunicado J Herrera
El Comunicado J Herrera 02/01/2016

“Que no sea fácil, no nos libera, a ninguno de nosotros, de nuestro deber de decidir”. Artur Mas en su discurso de fin de año refiriéndose directamente a la CUP.

Semana y cierre de año en riguroso stand by. En vísperas de la votación del domingo de la CUP la política catalana sigue ‘congelada’ hasta saber el resultado de la misma. Se han visto nervios y reflejos sin antifaz de lo que se cuece dentro de esa formación. Xavier Monge, el excabeza de lista por Barcelona en las elecciones municipales de 2011, ha dimitido como miembro del secretariado nacional del partido, horas después de que afirmara en la red social Twitter que “el proceso (soberanista) es el mayor fraude de la política catalana”.

Este dirigente había recibido muchas críticas en las últimas horas en las redes sociales por sus tres últimos comentarios en Twitter antes de que cerrara su cuenta en la red, como militante de Endavant, el sector de la CUP más radicalmente contrario a aceptar la investidura de Artur Mas y la propuesta negociada con Junts pel Sí (JxS). La CUP tiene la obligación y el deber de decidir si quiere avanzar con el Procés y poder ser distinguida como una parte de engranaje que hizo, hace y hará política a favor de los votantes que confió en ella con un objetivo común por Cataluña o por el contrario morirá de éxito y acaba autodevorada en una escena más parecida a la reunión de los barones socialistas que al espíritu de asamblea e igualdad de la CUP. Aún están a tiempo.

Nadie está en posesión de la verdad, nada es perpetuo en política y ningun partido está por encima del bien y del mal. Pero se ha de decidir el camino que se quiere tomar. En esta andadura que comenzamos ahora, el 2016 puede ser el año de las decisiones para muchos de nosotros, para la CUP también. La ciudadanía no ve con buenos ojos según se puede percibir, el tener todo un país pendiente de las elucubraciones de unos antisistema, o si se prefiere de poner bastones en las ruedas, para ser políticamente correcto. Tras la incertidumbre de estos tres últimos meses, el próximo domingo la CUP tiene, finalmente, que tomar la decisión respecto si inviste o no a Artur Mas y lo hará mediante dos fórmulas: en caso de investir a Mas, 2 diputados votaran a favor y 8 se abstendrán, en caso de no investirlo 5 diputados votaran a favor y 5 en contra, o bien, se abstendrán los 10. En caso de votar en contra habrá elecciones anticipadas el próximo mes de marzo. CUP aviso a navegantes, nada sería lo mismo, más vale un mal pacto ahora que un buen juicio despues…
 
J L Herrera Vega

El Comunicado

Relacionats