Dijous, 5 d'agost de 2021 - Edició 1106
La República

¡Basta!

¡Basta! La gente hemos dicho “¡Basta!”, Cataluña ha dicho “¡Basta!”. Pero por encima de todo hemos dicho “¡SÍ!”: Sí a la democracia, Sí a la libertad, Sí a la dignidad […]

Da Victus
Da Victus 23/09/2017
¡Basta!

La gente hemos dicho “¡Basta!”, Cataluña ha dicho “¡Basta!”.

Pero por encima de todo hemos dicho “¡SÍ!”:
Sí a la democracia,
Sí a la libertad,
Sí a la dignidad personal y como pueblo orgulloso y tozudamente alzado,
Sí a una vida nueva,
Sí a una oportunidad de futuro,
Sí a un futuro prometedor para nuestros hijos y nietos,

en definitiva, ¡Sí a Cataluña!
 

Y aún sin ser del todo conscientes, decimos “SÍ” a la defunción de España.

Cataluña es socio fundador forzoso de una empresa de la que en breve dejará de formar parte. España sin Cataluña ya no será España, será otra cosa. Dicho de otra forma, estamos ante la disolución de España. España se muere por suicidio. España desaparece, y lo sabe. Y es por ese motivo que se resiste, y se resistirá, con todas sus fuerzas y por todos los medios (por tierra, mar y aire). No en vano el miedo a la propia desaparición, a la muerte, conduce a personas y Estados a hacer lo que sea necesario para garantizar la propia supervivencia.

El país resultante será nuevo, una nueva España, con nombre diferente, símbolos diferentes, población diferente, peso económico diferente, y capacidad de influencia diferente, que deberá renegociar TODOS los tratados internacionales, incluida su permanencia en la UE, la ONU y el EURO, pues la Peseta (peçeta, pieza pequeña), es una moneda catalana. También deberá renegociar el peso que tendrá en la toma de decisiones dentro de ellos, pues su peso sin Cataluña ya no es el mismo. Delenda est hispania.

Dicen que hay ley sin democracia, pero que no hay democracia sin ley. A estos yo les diría que lo que seguro no hay es democracia sin contar con las personas, sin la gente, sin vosotros, sin ti o sin mi.
 
Mirad, hay paises con un sistema politico que no escucha a la gente. Estos países tienen un sistema totalitario. Hay países con un sistema político que hace callar a la gente. Estos países tienen un sistema fascista. Y luego está España, aunque lo cierto es que debería decir Castilla. España es un invento de las élites extractivas castellanas para enjaular a los pueblos peninsulares y con ellos a sus gentes.
 

El miércoles los catalanes dimos una lección de buen hacer al mundo y a nosotros mismos. Coraje, valor, fuerza, dignidad, responsabilidad … ¡que gran pueblo!

Un futuro mejor nos ha guiñado. ¿Lo tomamos? ¡A por él!

¡Solo 9 días nos separan de la libertad!

Visca Catalunya lliure!