Divendres, 3 d'Abril de 2020 - Edició 617
La República

Amics pel món…Mel Avedaño a Mexic no diem sempre “güey” aixó es un topic

Avui una nova entrega de Amics pel món. Us vull parlar de la meva amiga Mel Avendaño, es Mexicana, la vaig conèixer fa un parell d’anys a Buenos Aires, i […]

Mireia Guilera
Mireia Guilera 17/02/2020

Avui una nova entrega de Amics pel món.
Us vull parlar de la meva amiga Mel Avendaño, es Mexicana, la vaig conèixer fa un parell d’anys a Buenos Aires, i aprofitant l’ocasió he volgut fer-li el qüestionari de Amics pel món.

“De los Catalanes me sorprende lo directos y apasionados que son, y la lealtad a sus ideales”

1-Que vinculo tienes con Cataluña?

Hace un tiempo dieron en mi universidad una plática sobre cooperativismo, la invitada era mujer afable y muy consciente de los desafíos de países en economías tan difusas como la nuestra. De ahí, me enteré de Mondragón y el contexto en el cual se inserta. Quizás no un vínculo pero sí tengo un seguimiento que me ha permitido mantener el rastro de ese modelo y de cómo evoluciona según las necesidades. Personal, hace un par de años, conocí a una catalana que, como yo, comenzaba a descubrir el mundo al ritmo de Tango.

2-Que topicos no son ciertos sobre los Mexicanos ?
No somos huevones, ni decimos “güey” todo el tiempo.

3-En que dirias que nos parecemos los Mexicanos y los Catalanes ?
Quizás en nuestro gusto por distinguirnos, por mantener una identidad propia.

4- Que te sorprende de los Catalanes que conoces ?
Lo directos y apasionados que son. En su lealtad a sus ideales

5-Conoces el conflicto entre Cataluña y España ? que opinas ?
A ciencia cierta, no sé mucho, todo nos llega acá muy polarizado, sí escuchamos la nota pero siempre con un tono amarillista, con fotos medio maquilladas. Por cierto, ¿sabías ese cliché de que los mexicanos no hablamos ni de religión ni de política? Bueno, para muchos es así (a no ser que de eso fuera tu Carrera) con todo, me voy a atrever: Me parece que cuando los líderes se ven inmersos en la posibilidad de perder el dominio absoluto no importan más la libertad, ni la vida. Hay mucho en ese territorio que conviene retener (riqueza material, simbólica) y eso, creo, sobrepasa la razón respondiendo más que a una lógica a un discurso sobre el ejercicio del poder.

 

Fotografia: Mel Avedaño i una servidora

 

 

 

Relacionats