Dijous, 7 de juliol de 2022 - Edició 1442
La República

Duran, los polvos y las eras

Se dedica el diputado Duran últimamente a distraer mis ocios dándome ocasión de practicar ejercicios de estilo, tanto más estimulantes cuanto de más baja estofa és el genero en que […]

Alfons López Tena 27/03/2011

Se dedica el diputado Duran últimamente a distraer mis ocios dándome ocasión de practicar ejercicios de estilo, tanto más estimulantes cuanto de más baja estofa és el genero en que Duran se enfanga.

Todo empezó cuando Duran propaló una insidia que él sabe falsa en cuanto referida a mi humilde persona, pues el expediente que el Ministerio de Justicia me incoó hace 10 años fue archivado sin imponer sanción alguna, la Fiscalía del Tribunal Supremo a que el mismo Ministerio se remitió tomó la decisión de archivo sin obrir diligencia alguna en el año 2003, y el propio Ministerio me concedió en el año 2009 la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort, máxima condecoración de la Justicia en su grado más elevado.

Duran, conocedor y a pesar de todo ello, escribió la semana pasada, refiriéndose a la falsa y presuntamente delictiva usurpación de un título académico por la sra. Ortega, dirigente de su partido y actual Vicepresidenta del Gobierno:

“’Tu no has falsificat cap document públic, ni tan sols un document privat, i tampoc ets l’autora d’un error d’un document privat. No és el mateix un error en un currículum que, per exemple, que un notari deixi en blanc uns fulls del seu protocol, i ja m’entens de què t’estic parlant.’”

Qué mejor, me dije yo, que responder con insidia a la insidia, como en “El último cuplé” hace Sara Montiel:

“ Oiga, señora, y perdone por el mote.

Pa mote, el que te dice tu padre cuando te vé.

¿Y qué me dice?

Hija.”

Inspirado por los clásicos, escribí:

“Evidentment que no és igual, com no és igual la presumpta actuació de la Sra. Ortega a què el secretari general d’un partit polític sigui un corrupte, cobri comissions, vengui esmenes de lleis a grups d’interès, premiï amb càrrecs públics les seves amants i ex-amants, i dediqui diners públics a finançar la seva vida sexual, variada i extensa, i ja m’entens de què t’estic parlant, oi sr Duran? És evident que ni el Sr. Duran es refereix a mi quan diu ‘un notari’, ni jo em refereixo a ell quan dic ‘el secretari general d’un partit polític’, però en la hipòtesi que el Sr. Duran es refereixi a mi, cap problema: que el seu grup parlamentari proposi una comissió d’investigació sobre les insídies que insinua, i també sobre la presumpta falsificadora Sra. Ortega. Solidaritat Catalana per la Independència s’unirà a la petició de totes dues. Si el Sr. Duran vol a més una comissió d’investigació sobre les malifetes de l’hipotètic secretari general, que l’identifiqui ell.”

Ahora el diputado Duran fabula:

“Obvio tot allò que fa referència a les falses acusacions que vaig rebre arran de la meva darrera carta web setmanal per part del diputat López Tena. Com no podia ser de cap altra manera, dilluns i dimarts va retirar la personalització que feia de mi en aquelles lamentables i gravíssimes acusacions. Ja vaig dir que no seré jo qui dediqui més temps a la qüestió.”

Todo falso, ni yo le acusé de nada, ni he retirado ninguna personalización, ni el lunes ni el martes ni nunca. Todo sigue en pié, también mi oferta de comisiones de investigación sobre la sra. Ortega, sobre el Notario a que se refiere. Duran (si es que según él soy yo) y sobre el Secretario General de un partido (si es que según Duran es Duran). ¿Abrimos esas comisiones de investigación, diputado Duran? Por mi parte, la respuesta es sí. ¿Y por la suya? Responda y deje de reñir a TV3, a la prensa, a los digitales, y a Internet. Deje de reñir a los espejos, preocúpese por la cara que reflejan.