Dijous, 3 de desembre de 2020 - Edició 861
La República

¿Se puede vender un coche sin ITV y sin seguro?

Aunque parezca increíble, la respuesta es sí, se puede vender un coche que no tenga la ITV pasada y que no tenga seguro. ¿No tienes idea por donde empezar? No […]

Avatar
Joel Perez Miralles 16/09/2020

Aunque parezca increíble, la respuesta es sí, se puede vender un coche que no tenga la ITV pasada y que no tenga seguro. ¿No tienes idea por donde empezar? No te preocupes, nosotros te ayudaremos a abordar este proceso paso a paso.

¿Qué debes tener en cuenta antes de vender tu coche sin ITV?

Al ser un coche que no tiene la ITV pasada, el precio de venta del vehículo tendrá que ser más económico. Este precio deberá descontar todos los gastos que conlleva pasar la inspección técnica del vehículo antes de ponerlo de nuevo en marcha en las calles.

¿Qué precio debo pedir por el coche? Normalmente, se recomienda que el precio de venta sea un 20-25 % por debajo del precio que tenías en mente. Ten en cuenta que vender un coche sin ITV y sin seguro podría ser un handicap para el comprador particular que esté interesado en comprar tu coche. Trata de hacer el trato físicamente y de esta forma te evitarás más de un problema y la transacción podrá ser más rápida y ágil.

¿Quién corre con los gastos de pasar la ITV?

Sin duda alguna, la parte compradora o interesada. Si no se especifica ninguna clausula o apartado en el contrato de compra-venta, la parte compradora será la responsable de pasar la ITV y gestionar todos los gastos.

coche sin itv

Es importante circular con un coche que tenga la inspección técnica al día, circular con un coche con la ITV caducada puede ser motivo de multa de 500 € o si el vehículo no tiene la la ITV puede ocasionar multas de 200 €.

¿Se puede pasar la ITV sin seguro?

La respuesta es no, no se podría pasar la ITV si el coche no tiene un seguro vigente. Por este motivo y muchos otros más, recomendamos que una empresa como Expertotrafico se encarguen de realizar todos los trámites y papeles necesarios para que las dos partes queden totalmente satisfechas.

Con la ayuda de un profesional evitarás caer en los típicos timos que se producen en los mercados de segunda mano de vehículos. Cuando una ITV sale denegada generalmente, te ofrecen 30 días para que soluciones los problemas diagnosticados en la inspección técnica y en el caso que en 60 días no se haya arreglado estos desperfectos, la propia oficina de ITV lo comunicarán a la DGT.

Relacionats